¿Que relación guarda la fotografía con la pintura y la realidad?

Esta pregunta puede parecer hoy en día una tontería, sobre todo cuando la fotografía se ha convertido en una forma de arte autónomo que no necesita rendir cuentas ante nadie.

Man-Ray-lacrime-di-vetro-

Sin embargo, creo que es interesante indagar en la filosofía implícita en la historia de la fotografía para comprender cómo hemos llegado a esta absoluta independencia.

 

En la actualidad, la foto no tiene por qué rendir cuentas ante ninguna clase de tribunal de lo real o lo pictórico. La imagen, por sí misma, genera un mundo lleno de significados que no tienen por qué apuntar a nada exterior a ella misma o buscar la verdad o la identificación con los hechos u otras formas de arte.

Bragaglia

Como en esta célebre imagen de Robert Capa, el fotoperiodismo se identifica con la realidad y lo objetivo

 

Por supuesto, dependiendo del tipo de fotografía que se realice, su relación con la realidad o el arte varía. El fotoperiodismo o la fotografía social tienen una deuda continua con lo real. Tienen su razón de ser en la descripción objetiva de los hechos. Mientras que la fotografía artística, por contra, tiene en su horizonte un campo ilimitado de libertad para generar registros propios

O.-G.-Reijlander

 

Sin embargo, esto no siempre ha sido así.

 

A mediados del siglo XIX, la fotografía valía en la medida en que era capaz de reproducir lo real. Aún se estaban apurando las técnicas y se planteaba la validez de un nuevo arte que estaba fuertemente determinado por la pintura realista.

Robert-Capa

 

Un ejemplo de esta deuda estética se encuentra en la escuela denominada High Art Photography, que desde 1850 hasta 1870 concibió la fotografía como mera imitación de las temáticas y las formas pictóricas, como se puede observar en las obras del gran O. G. Rejlander, quien mezclaba pintura con fotografías a través de espectaculares montajes.

 

La High Art Photography, de O. G. Rejlander, buscaba la imitación de la pintura

 

Sin embargo, a principios del siglo XX, con el desarrollo de las vanguardias artísticas, la fotografía logró desvincularse de lo fáctico y lo pictórico para volverse una forma de expresión autónoma, igual que sucedió con la pintura, la música o la literatura.

 

Un ejemplo de esta autonomía se encuentra en la corriente fotodinamista de los hermanos Bragaglia, quienes a través de la sobreexposición buscaban captar el movimiento desdibujando los objetos y llenando la imagen de estelas dinámicas, siguiendo los principios del Futurismo.

 

El gran paradigma de esta concepción liberal de la fotografía se encuentra en la obra del gran fotógrafo norteamericano Man Ray, que se movió entre el Surrealismo y el Dadaísmo a lo largo de su prolífica carrera artística.

 

Los hermanos Bragaglia, adscritos al Futurismo, liberaron a la fotografía de su vinculación con lo real y lo pictórico

 

Así pues, la respuesta a la pregunta que inicia este post varía dependiendo del momento histórico en el que uno se sitúe; pero esta respuesta debe recordarnos que una cámara es una prolongación de nuestra mirada y nuestra forma de comprender el mundo. ¿Cansado de hacer fotos realistas llenas de detalle? Tal vez sea el momento de emborronarlo todo con tu propia subjetividad.

 

Www.fotosfera.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s