NUEVO SUPRAORDENADOR|BARACK OBAMA DIO LA ORDEN DE CREARLO|1000 PETAFLOPS DE POTENCIA

(escribe daniel otero|tecnología)

Increíble:  Lá  máquina tendrá 1000 petaflops de potencia, algo que la mente humana no puede concebir .

daniel otero tecnologia
COMO SERIA EL APARATO

Así, Barack Obama ha innovado en esto  como aquella que busca crecer el uso de energías renovables y también el anuncio del desarrollo del primer sistema de computo exascale.

 

Explico que es esto: el  sistema exascale es apenas una teoría, no existe físicamente, pero Estados Unidos quiere ser el primer país en tenerlo a su disposición para el control y acceso de gran parte de los organismos gubernamentales del país.

daniel otero tecnologia
Una increible cantidad de cálculos por segundo

Esto deviene en un monstruo  capaz de realizar una cantidad absurda de operaciones por segundo. En esta última semana  Obama envió la orden ejecutiva emitida por la Casa Blanca. En esta orden  se anuncia la creación de la Iniciativa Nacional Estratégica de Computo, la cual  busca alinear a los organismos gubernamentales a través de un solo punto de referencia y con una capacidad de cálculo nunca antes vista en la historia.

daniel otero-tecnologia
La idea es superar a China en esta area

El ordenador exascale funcionará a 1.000 petaflops.

 

¿Qué es un petaflops? Un petaflop es la capacidad de realizar mil billones de operaciones aritméticas por segundo. Esto, es algo  simplemente indescriptible y de gran poder. Estados Unidos tiene planeado usarlo para dotar de alto rendimiento desde las operaciones diarias dentro de la economía, el pronóstico del tiempo, hasta simulaciones de los efectos del calentamiento global, los huracanes o las armas nucleares.

 

Pero hoy, es China el que  posee el ordenador más poderoso del mundo, el Tianhe-2, que tiene una capacidad de procesamiento de 33,86 petaflops, mientras que los  Estados Unidos posee el segundo ordenador más poderoso: el sistema Titan que ofrece una capacidad de 17,59 petaflops.

 

En la orden ejecutiva se invoca

 

“Maximizar los beneficios de la computación de alto rendimiento (HPC) en las próximas décadas, requerirá una respuesta nacional eficaz a la creciente demanda de potencia de cálculo, los nuevos retos tecnológicos y oportunidades, y la creciente dependencia económica y la competencia con otras naciones”.

 

Como punto final, la estrategia contempla una colaboración con empresas privadas como Cray Computing e IBM, así como entidades gubernamentales entre las que se encuentran el Departamento de Defensa, el Departamento de Energía y la Fundación Nacional de Ciencia, entidades que son las que al día de hoy dependen del uso de superordenadores en sus actividades diarias.

 

Por si fuese poco, otras agencias que se están sumando a la iniciativa son la NASA, el FBI, los Institutos Nacionales de Salud, el Departamento de Seguridad Nacional y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).