VIVIANA BETELLA|”HEREDARAS LA LOCURA, PERO TAMBIEN EL GENIO” -SABADO EN SOLCUER

La obra de Viviana Betella en primer lugar deja translucir una semántica que si bien, está en estado de elaboración, promete mucho a futuro. Dentro de lo que es el estilo abstracto geométrico, presenta una interesante perspectiva. Poseedora de un futurismo fuertemente anclado en los colores cálidos, hereda de Gatti lo mejor: su afán y debilidad por los trazos no perfeccionistas y obsesivos hasta la locura casi, una sucesión de líneas no sutiles como expresión quizás, agraviante del subconciente, tratando de romper y herir la superficie, en un maravilloso acto de coronación sublime que entrega en ese producto llamado obra. Y de Recalde hereda las formas y los verdes con naranjas, que en una ciudad póstuma opacada y con una fuerte tradición italianizante y colorista, contrasta en profundidad. La obra de Betella choca. Impacta. No pide permisos. Pero Betella es también, sus maestros. Betella heredarà mucho de sus historias personales e historias de vida, que traspasan a sus obras. _Ese es un dato a tener muy en cuenta en un futuro. El ADN del arte busca donde re – elaborarse y nuevas venas por donde correr.

VIVIANA-BETELLA-DANIELOTERO-LACASONA-SOLCUER-LUZDECIUDAD_23

LA ARTISTA VIVIANA BETELLA

Viviana Betella es llamada a un futuro próximo de constituirse en promesa.

El lugar del Solcuer es un lugar también llamado a ser un punto de referencia estratégico a futuro. Si prosiguen en este camino y persisten en este target y público. No es fácil. La presencia de Judith Lehman y Antonio Rico fueron las nervaduras energizantes que le dieron muchísimo a la convocatoria. Hubo una conjunción de calidad de obra, historias de vida, calor íntimo, sumado a una hermosa estructura de dos o tres plantas con terraza que fueron las encargadas de dar el “touch” a una noche inolvidable, glamorosa y trascendental. Casi diría, es lo más coqueto que tuvo Agosto para ofrecerle a la ciudadanía, fuera de los agriados y vetustos espacios conocidos y sin referentes o líderes. La gente busca la obra, busca al artista. Pero también busca a su docente, busca el espacio, busca lo nuevo y la  calidad. Y  busca referentes. En este caso: Gatti y Recalde.

SolCuer. El futuro los espera si saben interpretar los códigos de los santafesinos como los que se dieron cita el sábado 6 por la noche.

CICLO DE CONFERENCIAS 2016 DANIEL OTERO