LOS POBRES Y SU DERECHO A LA CULTURA.

(escribe daniel otero) Están escindidos de todo programa del estado. Viven en las periferias o arrabales de las ciudades o en el interior. A ellos la cultura no llega.

 

Una de las grandes deudas a salvar por las herencias de gobiernos que nos sucedieron en Santa fe, es la brecha entre la cultura y los pobres.

A pesar de lo obvio de la situación durante más de 30 años de democracia y millonarios presupuestos, para todos los gobiernos que pasaron por Santa fe la cultura no pudo llegar hasta los extremos de la ciudad y la provincia.

jornada

Se trata de integrar a los chicos a actividades distintas a lo habitual.

Flotas de vehículos, millones en litros de combustibles, viáticos, hoteles, planteles numerosos, pero pareciera ser que la cultura está circunscrita a los boulevares y avenidas.

Los grandes centros comerciales y avenidas hacen pensar  que atraen a los grandes centros culturales. Cada uno está cerca del otro. Santa fe ha crecido exponencialmente en espacios culturales pero se sigue distanciando de los que viven en sus márgenes, dejando marginados a miles de personas de los circuitos de la cultura.

DIGITAL CAMERA

  Cine para chicos. Después de la lluvia. Año 2007. Seccional 8va de Santa fe

Por otra parte, en el interior de la provincia no se ha avanzado en la llegada de la cultura. En lugares como Las Toscas, Tostado, se viven situaciones como hace 30 años atrás. Ahí no llegan las tecnologías, ni el wi-fi, ni el 3D. Viven el lenguaje de los perros, el barro, el zanjón y la cuneta. Lo único que tienen es la fiesta del pueblo una vez al año, o alguna otra que organice la parroquia o la escuela.

ernesto_aguera

El padre Ernesto Agüera, en el norte de la ciudad. actividades sociales.

En los barrios, la cuestión es más básica. Algo lo puede organizar la vecinal o una Iglesia. Esporádicamente. No más.

Estos son los escindidos sociales del siglo XXI. Las nuevas formas que van a ingresar las estadísticas de algún día en un inventario de algún relevamiento social. O no.

La falta de arte en el ser humano es determinante de comportamientos sociales a futuro. Algo le hace falta. Una parte no está contemplada. Toda persona debería tener derechos garantizados por el estado de disfrutar de la obra artística en cualquiera de sus géneros, ser artífice de las mismas, de su proceso de creación y gestación.

pintura_plaza

        Reparando y pintando una plaza pública, año 2007. 

 

¡Cuánto que falta hacer por ellos!! Ausentes del discurso oficial, de las funciones de gala, de los eventos multitudinarios de los boulevares. Son los números en negativo, el saldo en rojo que tenemos. Se ven los carteles anunciando las futuras obras públicas, pero los datos del presente nadie los ve, como si fuese una obligación ocultarlos.

Hay que decirlo: la clase política y dirigencial se ha olvidado de los pobres. La tarjeta de la ciudadanía, un bolsón, un ripiado a veces en el callejón de tierra y nada más.

En algunos lugares puede verse todavía la subsistencia de la copa de leche. En un país y una provincia rica y organizada no deberían existir las copas de leche. El niño debería tenerla en su propio hogar, en su mesa familiar, con sus hermanitos. La copa de leche barrial nos habla de un sistema perverso de prebendas políticas, cargos y asesores que dejan migajas en los barrios para la foto. Llegan o mandan a sus punteros políticos con cuatro cajas de leche y algo de cacao. Generalmente en épocas electorales.

Hay que bajar el arte a los barrios. Debemos organizar  llevar a  los chicos a los museos de arte, organizarles recorridos, mostrarles los edificios patrimoniales, que conozcan nuestra historia, nuestros monumentos.

No puede seguir el arte circunscrito a los boulevares o las avenidas, patrimonio de unos pocos. Esto nos habla de un criterio centralizado de ejercicio de poder, de una visión lejana de las periferias en donde habita una gruesa porción de nuestros conciudadanos. La ciudad se ha extendido hacia el norte y lo sigue haciendo, mientras que los edificios que albergan la cultura se han quedado en el centro.

Esto no es bueno. Se siguen generando asimetrías que ningún presupuesto las contempla. Va en contra de cualquier dogma o de cualquier teoría. No resiste el menor análisis. Es una verdad manifiesta que enloda a cualquier ideología de turno. Aplasta cualquier argumento. La pobreza y el analfabetismo cultural van de la mano. Sino creamos seres humanos libres en el pensamiento y ricos en la cultura, vamos mal.

Hay que repensar el sistema. Así no funciona.

TOSTADO|ARTE Y TECNOLOGIAS PARA LOS CHICOS MOCOVIES from Jardin De Las Delicias on Vimeo.

Un comentario sobre “LOS POBRES Y SU DERECHO A LA CULTURA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s