Decidir un casamiento en 7 días.

El Maestro dijo en cierta ocasión:
– Me casaré con ella…
Los discípulos, asombrados, le preguntaron…
– Pero Maestro, ¿cuánto tiempo llevan saliendo?
– Una semana… respondió el Gurú…

FOTO_PAJAROS

Es muy poco tiempo para una decisión tan importante, dijeron todos a coro…

El Maestro sonrió, miró con dulzura y amor a sus alumnos y dijo…

Los seres humanos cometen un gran error en creer que para conocer a alguien se necesita tiempo…

Sin embargo, yo considero que cuando uno se vuelve un artista y un científico en el amor una semana basta…

El Lunes está gobernado por la Luna…La Luna rige el humor, el temperamento y el ciclo menstrual de la mujer…
El Martes está gobernado por el planeta Marte, dios de la guerra. La energía marcial le da energía, calor y pasión a la dama…
El día miércoles está gobernado por Mercurio, el planeta de la comunicación. A ella le encanta comunicarse, y para ello, utiliza las manos, la boca y los brazos…
El día jueves está gobernado por Júpiter, el planeta de la espiritualidad, los viajes largos y la meditación. Ella tiene su misticismo, le gusta conocer países diferentes…Ella es espiritual…
El viernes le corresponde a Venus, el planeta del amor por excelencia…Ella sabe amar con belleza, respeto y reverencia…
El sábado es el día de Saturno, el planeta de la disciplina y el karma…Ella conoce las consecuencias de sus actos, tiene disciplina porque es una discípula del Universo…
Finalmente, el domingo es el día del Sol. Ella me da calor, vida, y lo mejor de todo es que no mide su calidez, no merma su calor hacia todo el mundo…
En fin, ella es un compendio de maestría…

A la mujer hay que amarla… Pero si conoces cómo funciona cada nota planetaria en la psique de ella….el amor es mucho más consciente.

No se necesita mucho tiempo…El tiempo que profundices en ella es directamente proporcional al nivel de consciencia que tú tienes como hombre para descifrar su baile…

Para los hombres que miran más allá del cuerpo, una semana basta para conocer todos los pétalos de una dama…

Y yo, con sus pétalos haré una hermosa flor, dijo el Guru…

Los discípulos quedaron con la boca abierta.