Ana Aldaburu: capacitación y mucho más en el M.A.C.

daniel otero asistió al seminario. La importancia del conocimiento adquirido.

A las 20 horas del viernes 25 de Julio, Ana Aldaburu daba por finalizado su exitoso seminario “Filosofía y arte”, el cual había comenzado unos quince días antes en el M.A.C.

aldaburu1

Con un lleno total de la sala de conferencias, la especialista que arribó desde Baires, dictó cuatro clases magistrales que tuvieron que ver con la imagen, el cuerpo, el capitalismo, marxismo, la mercantilidad en lo contemporáneo, el rostro, la duplicación de la imagen, entre otras cosas.

Mucho puede decirse de Aldaburu, pero la idea es resumir en pocas palabras el significado de la visita de esta mujer que derrapa por capítulos enteros de la historia, teje una trama con los pensadores como Fucoult, Lacan, Derrida y otros, incursiona en la politología, avanza por la sociología para terminar con un enfoque antropológico de las cuestiones abordadas, sin descuidar el matiz histórico siempre presente.

aldaburu2

No es la primera vez que hablamos de Aldaburu, pero lo que siempre reforzamos desde estas líneas, es la inmensa posibilidad que la disertante abre para Santa fe, hecho que -vamos a decirlo- es por iniciativa de Stella Arber y el equipo de gente del M.A.C.

– Ana Aldaburu dicta un seminario magistral desde uno de los tantos museos que tiene Santa fe – y esto hay que remarcarlo- es un hecho auspicioso, pues Santa fe se ha llenado de centros culturales que tienen que ver con la producción local (lo cual siempre es bienvenido), pero están ausentes de programaciones que tengan que ver con el espacio del pensamiento crítico y la formación de conceptos.

Traer a Ana Aldaburu es traer al IUNA, la FLACSO y la UBA en un combo. Porque esta mujer sintetiza los saberes de muchos especialistas y tiene la solvencia instalada en su sistema operativo que la rige. Cruza de Stelarc a Giotto por un sendero que solo ella conoce, de Chema López a Leonardo da Vinci por un atajo que tan solo ella se anima a transitar, conjugando en sus saberes la post – post modernidad, el trans – humanismo con los grandes movimientos históricos del siglo XIX y XX.

Todo sin enciclopedismos ni alambiques retóricos como otros acostumbran. Y en su lugar una especial didáctica que emerge de su voz afectuosa y coloquial, directa y sin cortapisas.Ana Aldaburu va al núcleo de las cosas siempre, pero sin descuidar la preciosa lateralidad de las mismas e insertando siempre el comentario perspicaz y socarrón, o el juicio valorativo en la exacta dimensión de las cuestiones que trata.

El próximo desafío del M.A.C. será entonces, editar -como lo dijo Arber- este trabajo. La Universidad tiene que tomar conciencia que mediante esta metodología, esta supliendo una carencia que desde las megaestructuras mismas de la provincia jamás fue atendida: la de las disciplinas del saber. Si bien el M.A.C. reviste con anterioridad inmediata la presentación del libro de los diez años, la edición del trabajo de ALDABURU, ya lo potenciaría como una referencia sólida con la articulación de la palabra y el texto, en el campo del pensamiento.

Es importante hablar de las instituciones y sus proyectos, pues no son tanques vacíos o estancos de propuestas. Es necesario hablar de cuestiones proyectuales en un país a la deriva o en una provincia que no exhibe un lado positivo para hacerla habitable y tampoco como unidad de transferencia de contenidos de este tipo, para lo cual registra un notable ausentismo. Debe tomarse el campo del pensamiento como una cuestión tan importante como el patrimonial o como el artístico, con el agregado de que el mismo genera todo un bagaje conceptual de ideas y conocimiento distinto al campo de las artes, produciendo un valor agregado que los cursantes y participantes lo valorarán.

Ana Aldaburu nos deja nuevamente en la orfandad. Orfandad que podrá ser mitigada en parte por elseminario que dicta dos veces al año Arber (son propuestas distintas, se aclara). O la distante  lejanía en los recuerdos 2011 de los insumos básicos que dejara  Cecilia Fiel. Pero esta orfandad se verá mitigada entonces, por los apuntes tomados en las cuatro clases y la promesa de la edición del trabajo hecha porArber. Quedan para los cursantes, decenas de nombres y referencias para investigar, muchos videos para ejercitar el JDOWNLOADER o las generosas extensiones del Mozilla para bucear en youtube.com o Vimeo, textos en PDF en la blogósfera y libros para analizar y profundizar el contenido de los powerpoints que fueron visualizados en el proyecto.

Y así llegamos a más de la mitad de año 2014 con un balance exitoso desde el M.A.C., que combina el arte y el pensamiento, lo visual con lo textual, lo iconográfico con la palabra, la fuerza plástica con la dialéctica de las palabras gestadas en la mente de una persona a la cual le estaremos eternamente agradecidos: ANA ALDABURU.

Un comentario sobre “Ana Aldaburu: capacitación y mucho más en el M.A.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s