Robert Heinecken: una lente curiosa, experimentos curiosos.

Robert Heinecken, artista que cambió la manera de ver la fotografía dentro de la cultura norteamericana murió el pasado 19 de mayo en Albuquerque en Nuevo México a los 74 años de edad.

collagejerry-Uelsmann
ninesquares

walrobinson2-1-21

Heinecken se había mudado a Nuevo México de Los Ángeles, en donde había vivido y trabajado durante 50 años. Había padecido del síndrome de Alzheimer desde 1994 dijo su esposa Joyce Niemanas.

 

En la década del 60, Heinecken abordó la fotografía de una manera diferente a lo que se había hecho en el medio. Él se llamaba a sí mismo un “para-fotógrafo” por que su trabajo estaba “junto” o “más allá” de las ideas tradicionales de la fotografía.

 

 

Esencialmente, el artista decidió que en los albores de la explosión mediática que caracteriza la vida contemporánea, ya había suficientes fotografías en el mundo. En lugar de hacer más, manipuló las ya existentes. Su arte tenía la intención de aclarar, revelar y a veces confundir los códigos sociales, políticos y artísticos subliminales contenidos en ellas.

 

Heinecken fue de los primeros en verse como un artista que utilizaba fotografías y no un fotógrafo. Hoy en día este enfoque es común, pero a fines de los sesenta, cuando publicó su célebre portafolio “Are you Rea?” esta aproximación no tenía antecedentes. “Are you Rea?” fue realizado a partir de profundos análisis de cientos de fotos comerciales en revistas de moda y sociedad. Heinecken halló que al colocar las fotos en una mesa delgada, las imágenes en ambos lados de una hoja se superponían en maneras sorprendentes. A veces los montajes resultantes, aunque no planeados por los editores resultaban ser extremadamente interesantes.

 

Las imágenes a blanco y negro de las innovadoras series de Heinecken son un homenaje al fotógrafo Man Ray, el artista surrealista que desarrolló las primeras técnicas de impresión de fotografías tomadas sin utilizar una cámara. Lo que Ray hacía era colocar los objetos directamente sobre el negativo y exponerlo a la luz. De manera similar, Heinecken trataba ambos lados de una página como si estuvieran en un mismo negativo, que después colocaba en la charola de impresión de offset . El resultado era una imagen a blanco y negro con distintas capas, en las que las áreas originales en claro y oscuro estaban invertidas. El portafolio, además de reconocer el legado artístico de Man Ray, tenía la apariencia y la función de una radiografía social.

 

 

Robert Friedli Heinecken nació en Denver el 29 de diciembre de 1931, hijo de un pastor luterano itinerante. La familia se mudó a el sur de California en 1942 y él creció en Riverside. En 1951, Heinecken ingresó a la Universidad de California en Los Ángeles, pero no se graduó hasta 1959.

 

A lo largo de su carrera, Heinecken trabajó con imágenes halladas, incluyendo rollos sin revelar de películas pornográficas rescatadas de las muchas casas comerciales de gráficos en Los Ángeles por lo regular, intentando retratar las costumbres sociales y sexuales de la época.

© Robert Heinecken

 

Este enfoque a la fotografía, así como por sus significados poéticos a sus yuxtaposiciones, tiene una deuda con su amigo Wallace Berman, el influyente y carismático artista, poeta y editor angelino al que conoció en 1962, justo al iniciar sus cursos de fotografía en UCLA.

 

Heinecken también experimentó con la cámara instantánea Polaroid SX-70 realizando varias series de fotografías de políticos y periodistas tomadas directamente de la pantalla del televisor.

 

 

La obra de Heinecken se encuentra en las colecciones de numerosos museos en varios países y hay muestras de su trabajo en la exposición “Los Ángeles 1955-1985: el Nacimiento de una capital artística” actualmente en el centro Georges Pompidou en París. Sus archivos se encuentran en el Centro de Fotografía Creativa de la Universidad de Arizona en Tucson.

 

Además de su esposa, le sobreviven sus hijos de su primer matrimonio, Geoffrey Heinecken, Kate Hull y Karol Mora, y tres nietos. La Universidad de Nuevo México en Albuquerque ha establecido la Fundación Robert Heinecken.

 

 

 

© Los Angeles Times

Christopher Knight

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s