Lucía Scholtus: cuando resplandece el ser interior.

Hay cosas que nadie dice. Pero no hay que obviarlas. Son un dato de la realidad.

lucia

 

Por estos días, la santafesina Lucía Scholtus participará de un evento mundial: Miss América Latina del mundo. Esto se realizará en Punta Cana (República Dominicana) desde el 24 de Agosto de 2014.

Pero la idea no es hablar aquí de los logros y metas personales de Scholtus obtenidos a los 20 años de edad, sino hablar de la persona y el ser, componentes vitales sin los cuales ningún proyecto interesante puede concretarse.

Yo conozco a una Lucía que tiene la humildad de los grandes. Esa aproximación a la verdadera dimensión del ser humano que solo puede ser explorada a través de grandes actitudes humanas. Su humildad es connatural a su grandeza que lleva puesta y hace uso de ella las 24 horas del día.

No es un hecho común encontrarse en la vida con valores tan jóvenes y cargados los mismos con tantas convicciones, acciones y motivaciones interiores. Los aciertos de Lucía para llegar hasta aquí, provienen no tanto de sus dotes naturales sino de un preciso mecanismo e intensa práctica disciplinar que lo ejercitó toda su vida. Pues lo que refleja el ser humano en su producción o resultante final, es lo que lleva dentro suyo.

Un abuelo de Lucía fue una de las mentes que más brillaron en Santa fe. El Ingeniero Scholtus. Una persona que dió a Santa fe mediante la U.T.N. las mejores cosas de su historia como provincia. Un hombre dedicado a su pasión y la investigación. Mientras que su esposa, hizo como docente provincial una carrera llena de entrega y abnegación desde la escuela pública. El papá de Lucía es un destacado deportista de múltiples disciplinas, un hombre formado en la ética y los valores desde el deporte el cual supo cosechar en su ciudad y provincia, lauros y reconocimientos en el difícil sendero de la construcción social y el trabajo cotidiano habitual.

Las personas no son así porque son. Hay cosas en su historia de vida, su hoja de existencia cotidiana, que hay que indagarlas, conocerlas, revelarlas. Lucía no es fruto de la casualidad. Es un producto de una familia que le viene poniendo el hombro a Santa fe desde hace décadas. Lucía no es un eslabón perdido. Es uno de los engarces en el tiempo, de una familia fabulosa que sin título nobiliario ni cargos políticos, hizo una construcción social como pocas en la ciudad.

Lucía preocupada por su amado Instituto. El futuro de sus sueños, su carrera. Planificando acciones para mejorarlo. Lucía en la danza o en el teatro, desde su infancia, recorriendo caminos que un día llegarían a abrirse. Lucía en la vida misma, luchando cotidianamente para sobrellevar su cotidiana existencia entre su trabajo y el estudio.

Podemos decir entonces que la llegada de Lucía Scholtus a semejante lugar no es fruto de la casualidad. La vida -muchas veces- premia. De las más diversas formas y maneras. Lucía no es una modelo más, un rostro que se asoma, un cuerpo que se diferencia. Lucía es un ser humano con una inmensidad interior inabordable y con una capacidad de dar y entregarse superior aún.

Es bueno que la gente conozca este aspecto de Lucía: su humanidad y entrega cotidiana. Las imágenes gráficas resaltan lo que los sentidos visuales necesitan, lo que la estética reclama.

Pero no pueden fotografiar el alma. Y el sentido de este homenaje ha sido precisamente, hacer una fotografía del alma de Lucía, revelar / positivar el negativo de su lado interior, detener el reloj del tiempo para contemplar no ya la mujer, sino su estuche interior, su acabado interno, su yo, lo que no aparece en las tapas de las revistas ni en las promociones.

Hay otra Lucía Scholtus. Y algunos, tenemos la suerte de conocerla.

Filtros, sangre y melanina| De leonardo da Vinci al Photoshop.

El Balcón de los amantes

La gargantilla|Desde la guillotina hasta el presente como accesorio erótico.

Anne Sofie Madsen|La diseñadoras  que elige las azoteas

New York Fashion 2016|Hacia la diversidad

Porque está en auge lo analógico

Los artistas y sus trastornos mentales

Escapando de Dorian Gray

Sutiles diferencias entre el ganar y el triunfar

Y dale alegria, alegría a mi corazon

Mas articulos para ver:

espacio de arte: www.lacasonastafe.wordpress.com

Ivanna Carol y el condicionante a la locura

Veru Iche-fotografia como en el siglo XIX

 

4 comentarios sobre “Lucía Scholtus: cuando resplandece el ser interior.

  1. Daniel, INMENSAS GRACIAS, mis hijas me llenan de orgullo, y tus palabras me han hecho emocionar, a días de algo muy importante para Lu, estoy algo sensible

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s