ESCAPANDO DE DORIAN GRAY| LUCIA SCHOLTUS EN LA POSTMODERNIDAD LIQUIDA.

ANGELES Y DEMONIOS| ESCAPANDO DE DORIAN GREY| LUCIA SCHOLTUS | Escribe daniel otero | Hay fotógrafos que saben pintar el alma y ver a través de las fibras íntimas del ser humano. Hombres que inclusive se adelantan a su tiempo creando nuevos estilos o imaginando lo que vendrán. Profesionales que su obra final es una conjunción de filosofía, pintura y retrato, en una entrega potencial de miradas ambivalentes a veces, repletas de contenido visual pero que se anclan en historias personales. ¿Algún correlato con Dorian Grey? – El arte no está hecho para hacernos reír ni para dar placer, sino para atormentar el alma humana – a veces.

lucia-scholtus-danielotero

Santino Martìnez escapa al juego desgastado de la belleza y la insinuación comercial y de la pasarela fugaz. Se encarga de mostrar facciones con rasgos críticos en fases de clave baja con fondos difuminados, generando sensaciones angustiantes a veces. Conflictivas y humanas. La desolación del paisaje nos transporta al pentateuco en una mosaica escena donde las tablas a cumplir de la ley divina no contemplan la integridad de las emociones contenidas. 
lucia-scholtus-danielotero2

La labor de Lucía Scholtus aquí difiere a todo lo anterior que ha hecho. Ha encontrado dos maestros de la imagen que se encargan de retratarla no solo a ella, sino también a sus ángeles y demonios. La densidad de la naturaleza alrededor y el punto blanco del fondo concentran la atención focal en el brazo levantado como una imagen ceremonial y de reminiscencia ancestral. Pero el pecho en diagonal nos remite a la cientos de años atrás, donde debajo de la remera se vería la llamada “Linea del Alba”, que es la marca de la columna vertebral reflejada en el pecho tan visibilizada en las esculturas clásicas..

No es fácil hablar de semiótica en un terreno tan complejo – y a veces devaluado- como la fotografía. Me encanta esta producción porque se sitúa muy lejos de los clichés contemporáneos y en serie de la fotografía santafesina en especial. La fotografía de estos profesionales se destaca principalmente por los planos que eligen y la distancia focal del sujeto, potenciando sus expresiones. Pero el trabajo de Santino y Olivieri nos habla de la complejidad de la imagen y de su potente imaginación. No estamos ante retratadores  en serie de modelos, las cuales salen todas como en la película “Tiempos modernos” u “otro ladrillo en la pared” …o  parecidas como con filtros “Retrica” e “Instagram”. En algunas imágenes -no todas- el grado de pregnancia de la mirada de Lucía transfiere a quien mira un conflictivo planteo de identidad referencial. Propio de este siglo. De quien soy, quien somos. Donde vamos.

O donde carajo estamos. En la Argentina de la postmodernidad, en el mundo líquido de Zygmunt Bauman ya todo es posible. Del Salario, a la dracma y  el denario, pasamos a la tarjeta de crédito y débito para terminar en las transacciones del bitcoin. Y con el cuerpo sucede exactamente igual. Por eso, Stelarc plantea la cuestión de las máquinas y extensiones del cuerpo humano en el presente para el futuro. Cuestión que ya lo había hecho Mc Luhan casi de manera contemporánea, pero desde la comunicación. Pero tanto Stelarc como Luhan nos hablan de cambios y modificaciones estructurales.

lucia-scholtus-danielotero3

Con en una escena tribal pero que insinúa ternura y desprotección liminar, Scholtus se presta al juego estético de Santino Martínez estirando la comisura de los labios. La luminancia pobre y la clave baja signa esta foto,dándole la austeridad que confronta con el glamour dudoso de otros profesionales.

Santino y Olivieri aquí trabajan meticulosamente, de manera sutil. Pero no solo retrata. Busca, indaga profundamente. La post – producción de las imágenes (no sé si en Photoshop o Lightroom) es de un acabado futurista, a veces con un parecido o estilización propia de las películas distópicas, en las cuales el ser humano-sujeto, es una víctima del contexto en donde transcurre su existencia.

 Scholtus nos brinda en esta serie una imagen novelada escrita  a lo Nietzsche. Con múltiples interrogantes. Si. Hay que decirlo. Existencial. Como coronando un período. Como entregando en última ofrenda un todo lo que tiene. Un trabajo en donde la alegría es desolada por el peso de los grises. (Y de la existencia también, digámoslo, dejemos de tirarnos con flores)- En un apocalipsis cenital donde un volcán entrega todo lo que tiene que vomitar, habrá lugar para una postproducción compleja en donde los canales y los layers  finales se fundirán en un umbral desconocido que – a lo mejor- nadie quisiera llegar.  Esta producción tiene una esencia quizas sin quererlo-  Kafkiana también, inexplicablemente bellamente trágico y complejo por lo cual  el color no puede justificar su presencia. Cosas que las cámaras y la técnica común no logran resolver. Es lo que se llama, la magia del arte.Pero cuidado, nos aproxima a abismos Goyescos y a una galaxia de la cual a veces no conviene aterrizar. Porque contiene límites desconocidos. Más que la estética que no deja de ser innovadora aquí hay un doble lectura o una relectura de las cosas y de los límites insondables del alma, desde Oscar Wilde a Emerson, pasando por los laberintos Borgianos. 

La fuerza plástica de las imágenes de Olivieri y Santino  están emparentadas -a veces – con el renacentismo.  Plantean lo sombrío y la austeridad gobernada por los grises y canales de negro. La angustia del hombre renacentista conllevaba fuertes crisis que arrastraban del medioevo. –

Con adjetivaciones propias del barroco a veces pero que se sumergen a veces en nodos adverbiales que rizan con escenas de “Los juegos del hambre”. Santino y Olivieri nos regalan para nuestro disfrute y trauma,  un universo no nihilista sino gobernado y manejado  por hilos tirantes que condicionan nuestras emociones y es el producto de sus cámaras e invención. Sería el contradiscurso de la alegría de  Walt Whitman pero una aproximación furiosa a la hegemonía existencial de un Fernando Pessoa que adorna su algarabía existencial con pesadas orlas de tunecinas visiones, caldeadas a fuego en su vigorosa imaginación.

Para quienes conocemos a Scholtus hay algo nuevo:

Estos dos fotógrafos son  los  primeros en sacar a flor de tierra capa por capa las emociones del rostro de Lucía acumuladas durante años y tiempo. El clímax de la vegetación en algunas tomas contrarresta con la alegría ficta de las fotis de algunas chicas  logradas al amanecer en  “Zampra” o “Pueblo Viejo” donde suelen ir algunas fotógrafas  que fabrican muñequitas en serie para terminar desayunando cogollos  o flores  en algún pijama party traídas de un Grow porteño. No es la Lucía del 2015 sino la mujer en proceso de transición hacia el formato final.

 

Esta producción de imágenes me hacer recordar la obra de Gonzalo Gatto, -les paso el sitio- uno de los mejores fotógrafos santafesinos. Profundo, indagador, revelador de emociones. Una técnica depurada  enmarcada en un dominio no solo de los planos sino de la postproducción que es descollante.

El valor de esta serie consiste en no mostrarnos niñitas emergentes en pompas de colores ni arco iris de luces. – Ni caballitos ni calesitas. Esta es una producción fuertemente emocional y contracturada, en donde el que quiera ver lomos tendrá que irse a otro lado.

La obra consiste en engarzar el complejo mundo contemporáneo en crisis y meter al sujeto en esa encrucijada de sombras y diagonales hirientes, donde solo falta la Ironía de Alejandro Dolina y la voz de Laura, en donde la ambigüedad lacera los sentidos y pulsiona hasta retorcer y quebrar las vértebras de la emoción, obligando a la percepción natural del espectador, a devanar una compleja madeja de sensaciones y así llevar al que mira a otro plano y diferente terreno. Se trata de compartir los infiernos a veces, y bajar por el hueco del ascensor con las emociones fragmentadas. Si esto habría que ponerle música habría que recurrir a la 5ª Sinfonía de Ludwig Van Beethoven o Gustav Mahler. Nadie dijo que el arte  debía retratar lo bello. Arjona no tiene lugar aqui.

Por eso el Dante escribió su obra.

Por eso Shakespeare escribió Hamlet.

Por eso Garcìa Márquez escribiò “Memorias de mis putas tristes”.

Por eso Oscar Wilde escribio “El Retrato de Dorian Gray”. 

Por eso Doris Lessing escribió “El manual de la buena terrorista”

Por eso Anne Leibovitz lo retrata a Lennon y Yoko Ono, a Mark Zuckerberg y hace el calendario Pirelli 2016-

Hay gente que pinta las almas.

Hay gente que se deja pintar el alma.

Hay quienes sabemos leer y decodificar los pliegues del alma. Todavía.

daniel otero. 

UNA VISION ESTEREOSCOPICA DE LA OBRA DE GLADYS ORTIZ

FILTROS, SANGRE Y MELANINA| DE LEONARDO DA VINCI AL PHOTOSHOP

EL BALCON DE LOS AMANTES

Profesor Complejo medio Almte Brown años 1993-2007-

Alumno seminario Códigos Contemporáneos 2013, 2014,2015, en el M.A.C. de la UNL.

Alumno de la Lic. Ana Aldaburu 2013-2014 Càtedras Filosofìa, imagen y cuerpo. Desnudo y Vestido naturaleza.MAC de la UNL.

Cursado aprobado 2015 “Privacidad y vigilancia Entornos digitales”20 horas catedra Fundación “Via libre”

Cursado aprobado 2014 “Arte y cultura en circulación. Políticas públicas y gestión de lo común. 20 horas. Artica On Line. Uruguay.

Unico artista en la historia que modificó la fachada de la Legislatura Provincial de Santa fe en el año 2012-Bicentenario de la creación de la bandera.

Unico artista santafesino que cuenta con una nota de respaldo del Nobel de la Paz Adolfo Perez Esquivel.

Trabajos practicos 1 CURSO 2014

Trabajos pràcticos 2 CURSO 2015

Artista visual|creativo|Blogger|Team Manager.

Fundador de la Orquesta municipal.

Músico sinfonico Invitado y de refuerzo ocasiones especiales (Aleluya de Haëndel), (Sinfonía 1812 de Piotr Illich Tschaicovsky 1983 Colegio Adventista del Plata con la Sinfónica de Entre Ríos y Paraná.

|Cosquín 85, 86, 88. Con Leòn Gieco y Eduardo Falú.

Medalla de plata 1988 al mejor promedio Liceo Municipal de Santa fe.

Paraninfo de la UNL 2001.

Fundador del Museo Ferroviario 1994 |

Fundador Sala Candace |

Fundador Espacio La Casona

www.jardindelicias.wordpress.com

www.luzdeciudad.wordpress.com

www.lacasonastafe.wordpress.com

www.focusartsimage.wordpress.com

 

La Gargantilla|Desde la guillotina hasta el presente como accesorio erótico.

New York FAshion 2016|hacia la diversidad de cuerpos

Porque está en auge lo analógico de nuevo

Anne Sofie Madsen|la diseñadora dinamarquesa que toma las azoteas para fotografiar

Los artistas y sus trastornos mentales

Dibujar garabatos tiene sentido

Lucía Scholtus. Cuando resplandece el ser interior.

Lucía Scholtus. Sutiles diferencias entre el ganar y el triunfar

Danza: de la alegría al dolor|Darian Volkova

Edward Munch- Arte y sicopatologias