CAMILA|LUZ DE MIS DIAS|PERPETUIDAD EN LOS AFECTOS y EN LA MEMORIA.

(escribe daniel otero)-Hoy me toca  hablar de Camila.

Camila

Soy un agradecido a la vida, que me rodea de buenas personas y seres maravillosos. Es una rueda maravillosa de la creación que nunca para, de almas inquietas y  corazones generosos que buscan abrevar en el arte, en la fotografía, las inquietudes de su alma, de su mente.

 

Así, llegó Camila. Una luz potente que iluminó – al igual que otras- el sendero por el cual transcurre mi vida por este momento. Que a Camila la describan las imágenes, que hablen por ella. Yo de mi parte, la describiré como ser humano: alguien excepcional, de condiciones humanas fabulosas, que está terminando de cursar sus estudios terciarios en algo tan vital como lo es la sicomotricidad.

 

Pienso a veces, si en una provincia y país mejor hubiese lugar para gente como ella. Gente de ideales nobles y gestos sinceros, de honestidad probada y generosidad que se extiende.

 

Porque el alma que se abre al arte, se abre a la grandeza del ser humano en su plenitud. Rebosa existencialmente porque esta llena de contenido humano que se manifiesta en la acción misma de conectarse mediante el arte.

 

Es un alma sublimada, que contiene un código único de trascendencia humana y espiritual que la conecta con otras realidades, con otras secuencias de la existencia humana y del ser trascendental.

 

Camila –como las chicas restantes- la llevo abrochada en mi corazón y en mi wassap. En mis sentimientos y en mi reconocimiento hacia su ser, su esencia, su persona. Porque personas así, no se encuentran todos los días y  son –si o sí- para llevarlas y tenerlas consigo de por vida.

 

En cualquier proyecto que uno asuma o comience.

 

Gracias Camila, por ser, estar, existir.

Seguime en

www.innovasantafe.com.ar, www.luzdeciudad.wordpress.com, www.jardindelicias.wordpress.com, Twitter @jardindelicia

Mirá mis otros trabajos:

Diante, una experiencia única.

Nerea y la danza. la virtud en movimiento.

Una tarde de otoño con Nerea

Iara, cobres de un Abril

Maggiie, desde Entre Ríos una ilusión

Lola, mi amiga del alma.

Agustina, una entrerriana que marca un camino

La danza corporizada en _Agustina